La Alhambra

publicado en: Sitios emblemáticos de Granada | 0

Imponente, compuesta de palacios, jardines y fortaleza, la Alhambra fue la residencia del monarca y su corte del antiguo Reino nazarí de Granada

En la Guía de Granada destacamos que la Alhambra y todo su entorno, constituyen la joya de la corona en la oferta turística de la ciudad.

Declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, como gran obra musulmana, uno de sus principales atractivos radica en la capacidad de integración con el medio y con la naturaleza preexistente, a pesar de estar enclavada en una de las cumbres de la ciudad y de haber generado un paisaje totalmente nuevo. Contemplar la Alhambra desde cualquiera de los puntos en que se divisa dentro de la propia ciudad de Granada, resulta un espectáculo para los sentidos. Actualmente es uno de los monumentos más visitados de España.

Su nombre significa “la Roja”, por el hecho de que los materiales que se usaron para su construcción, le dieron externamente esta tonalidad.

Por su situación estratégica, en uno de los puntos más altos de la ciudad y resguardada por el río Darro, bosques y montañas, inicialmente fue concebida en el s. IX como una construcción militar. A mediados del s. XIII, tras el establecimiento del reino nazarí y la construcción del primer palacio, pasa a ser residencia real. Su forma alargada e irregular se debe precisamente a que en las distintas fases de su construcción, se buscó la adaptación a la orografía de la montaña para lograr su integración en el paisaje.

Vive su máximo esplendor en los s. XIII, XIV y XV. En esta época se diferenciaban dos zonas principales: la zona militar o Alcazaba y la medina o ciudad palatina, que alojaba los famosos Palacios Nazaríes y las casas de toda la corte que habitó entre sus muros. Tras la reconquista de la ciudad por los Reyes Católicos en 1492, se construye el Palacio de Carlos V dentro de la propia medina.

Quizás te interese...

Dejar una opinión