Monasterio de la Cartuja

Monasterio de la Cartuja

publicado en: Sitios emblemáticos de Granada | 0

El monasterio de Nuestra Señora de la Asunción, popularmente conocido como la Cartuja de Granada, representa una de las cumbres del barroco español

Se encuentra ubicado en una zona que, hasta la reconquista de Granada, contaba con numerosas huertas, hermosos jardines y grandes fincas de recreo que los musulmanes habían instalado allí por la frondosidad del paisaje así como por la cantidad de agua que conducían de la localidad de Alfacar. Fue Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, quien cedió estos terrenos a la Orden Cartuja con el fin de que fundaran allí un convento, como cumplimiento a una promesa realizada en ese mismo lugar tras salvar la vida en un ataque de los musulmanes.

Se iniciaron las obras para su construcción en 1506 y tardaron tres siglos en concluirse por completo. Estuvo habitado por frailes cartujos hasta su expulsión en 1835.

La Guía de Granada invita al visitante a adentrarse en sus estancias y rincones, donde poder admirar la arquitectura y obras de arte que allí se conservan, así como sentirse atrapado por el aroma de espiritualidad y silencio que aún guardan sus muros. Recordemos que esta orden tenía el voto de silencio.

Si atravesamos la entrada, pasaremos a un patio que nos conduce a la puerta del Convento, donde se encuentra la iglesia, de típica planta barroca y donde destaca el Altar Mayor, policromado y con obras de Bocanegra y Sánchez Cotán. En la sacristía impresionan sus paredes estucadas para armonizar a la perfección con los mármoles del Altar Mayor.

De los dos claustros originales, tras la desamortización, hoy sólo queda el claustrillo con sus naranjos y demás plantas, que suponen un remanso de paz.

También podremos pasear por la Sala Capitular donde se reunían, el Refectorio (comedor de los frailes) o la Capilla de profundis, lugar donde los monjes hacían penitencia.

Quizás te interese...

Dejar una opinión